No soy blogger

Así que si te pagan, no eres blogger. A Juan Manuel Robles de Santa Lima -de El Comercio- no le queda otra que ser «parablogger» por esa y otras razones:

Ahora resulta que esto no es un blog. Yo no soy un blogger y quienes leen estas líneas no son seguidores de blogs, sino cándidos cibernautas atrapados por las fauces de ese monstruo hipnotizador chupa-lectores que es El Comercio. O sea, ustedes no me siguen: les soy impuesto por alguien más grande. Soy falso. Acabo de leer eso en una página en la que unos chicos muy exaltados celebraban el Día del blogger, mega evento ritual virtual al que, por supuesto, no fui invitado. Fue así como me enteré de algo que se sostiene hace tiempo: Santa Lima no es un blog porque, entre otras cosas, los bloggers de verdad no cobran. Bueno, mientras le buscan otro nombre a lo que están leyendo («parablog» suena bien, creo), yo voy a hacer lo que más o menos hago siempre, o sea, mirar las cosas, escribir sobre ellas y ver cómo reacciona mi público. Sí, así les llamo, mi público. Con cariño.

Si las cosas son así, pues yo tampoco soy blogger. Snif :'(

Para los desavisados, denle una mirada a los blogs de Hipertextual, Weblogs SL, y al papá de todos: Weblogs Inc.

Disclaimer: Soy blogger de Extracine, de la red Hipertextual.

Otrosí: Solo he leído los blogs de El Comercio en contadísimas ocasiones, la gran mayoría de mis visitas se dirigen a La Soga de Alberto Servat. Ustedes saben, cine y esas cosas. Y muy pocas veces he visto que incluyan enlaces en sus posts. De acuerdo, mayormente se tratan de anotaciones tipo ‘columna de opinión’, rollos personales y demás, pero… si hasta el propio diario lo está haciendo en las noticias del día a día. Recuerden, enlazo, luego existo. Ah, y no olvidar la innovadora manera que tienen ahí para responder los miles de comentarios que reciben: editando el comentario original.

Vía Fantomas y El morsa.

1 comentario en “No soy blogger

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.