Archivo de la categoría: Internet

El viral de la 73

Actualización [16 junio]: ¿Y qué fue? Un celular de Nokia. Se ve bacán. (Qué insoportable el ‘actor’ médico, ¿no?).

Porque es viral, ¿no? En estos días super mediatizados nada fuera de lo común puede suceder en nuestras pequeñas realidades cotidianas sin que lo veamos con un poco, bastante, de desconfianza.

Algunos apuestan por una campaña viral de alguna academia de Pole Dance, otros llegan a pensar en el Bar la 73 de Barranco. Esto tiene que ser “un BTL de cualquier cosa”, dicen en YouTube:

Sigues navegando y encuentras más “videos grabados con celular”: un güachi se pone a bailar en la calle Capón, un pata disfrazado de cocinero-estudiante en mercado surquillano, la tía que baila en Gamarra, y un doctor que no baila pero que básicamente lanza la campaña de ‘intriga’, que ya tiene web. A estas alturas ya vemos un dinero invertido en el “viral”. Incluso preparan pequeños videos que envían a expertos en el tema como Ocram, Goga, LC Burneo, esperando que su ‘poder viralizador’ sirva a la causa.

Nótese también el esfuerzo de utilizar nombres de usuarios propios de la cultura YouTube (para mezclarse con ‘la gente’): xixitaperu, luchitoperuchito, usureroduarte, shirleyiutube; y sus intentos por ser parte de la comunidad, dejando comentarios ‘en su idioma’, y respondiendo otros.

A mi me suena a que nos quieren vender más celulares Movistar. En fin, este es un caso para Café Taipá, aunque Arturo Goga ya lo vió antes.

Mientras tanto en Twitter, @hdanniel ya se las olió, y me parece que le tira dedo a @paizaraweb.

Otros keywords: ipm.org.pe, Agencia NO2, Telefónica.

Computer Love

Esta mañana dominguera sonaba en mi banda sonora ese clásico instántaneo, “55566688833”, de James Figurine, y me preguntaba qué se necesita para que a alguien por estos lares se le ocurra un tema que describa de manera tan sencilla esa realidad/virtualidad de todos los días: “Cuando no estamos de acuerdo, peleamos en letras mayúsculas”. “Tengo que teclear 11 números en mi celular para deletrear LOVE, así que fácil no lo hago”.

Y ahora resulta que algo en esa onda cyber ya se hizo por estos rincones, se llama “Amor Cibérnetico”, lo canta Mariposita de Espinar del Perú:

“Pero qué diciendo me das a mí / tu correo electrónico”.

Otros temas afines: una oda al chat y a las relaciones (imposibles) a larga distancia, IMpossible, del 2001: “Textos en 12pt no podrán reemplazar 5 minutos cara a cara contigo / Geneva es una letra tan tan fría”.

Y ya poniéndonos históricos, recordemos a los padres de todo, Kraftwerk y su Computer Love, de 1981 (que no el sampleo de Coldplay en Talk).

Fin de la conexión.

Entrevista a Javier Albarracín

Una entrevista que merece mencionarse. Vía Bloodyhell llego a esta conversa que José Torero (de loscomechados.com) y Jorge Ureta (de Libertad Periodística) tuvieron con Javier Albarracín, el boss de Inventarte. En la blogósfera son muchas las preguntas y las acusaciones que se le hacen a Javier y a su empresa, y pocas las veces que lo podemos ver respondiéndolas. Así que ya sea sólo por eso, vale la pena destacar esta entrevista.

Los paranoicos del “ranking manipulado” y demás conspiraciones, por supuesto, comenzarán por la primera parte. A mi me interesa más escuchar a Javier explicando aquella experiencia llamada Utero.tv y conocer las razones por las que no pudo continuar este 2009. Aquello de la dificultad de encontrar anunciantes para un sitio (blog, portal, etc) que no se pueda ubicar en un “nicho” específico, y en cambio abarque diversos temas, es todo un tema que creo será, y es importantísimo ya, en el desarrollo de la movida comercial de los blogs, y de la web en general (ver a partir del min. 2:50).
Y de yapa, también me entero, recién, del roche con Heduardo, el absurdo del blog obviamente falso de César Hildebrandt y demás:

Ojo, no se pierdan la explicación algo más técnica que da el Gerente de tecnología de Inventarte, Bruno Kámiche (no le hagan caso a los créditos en los videos) sobre el funcionamiento del ránking de Blogalaxia. Como pa’ bruto. Si con eso ya no les queda claro, mejor apaguemos la internec de una vez…

Wikileaks, anonimato y autoría

Deep ThroatEn su columna dominguera, Marco explica cómo fue el proceso de publicación de los 86 bisnes-audios (petro y más) en Wikileaks. No sabía que el filtro en Wikileaks era así de estricto, bien por eso. Sin embargo no me queda claro porqué se uso finalmente esa página web para publicar los MP3s del chuponeo:

Preguntaron qué tipo de documentación era (audios y transcripciones), si habían sido publicados antes (no), por qué no publicarlo en otro lado (algunos periodistas habían sido despedidos por publicar material similar), quiénes estaban involucrados (políticos y autoridades), cuál era el interés público (corrupción) y cuál era la audiencia (un país de Sudamérica).

Ok, quizá publicándolos directamente en su blog, Marco hubiese puesto en problemas a la gente de la RCP (quienes lo alojan en sus servidores). Pablo O’Brien ya no tiene de dónde ser despedido, eso le tocó hace unos meses en El Comercio. (Otrosí: dice “¿Habían sido publicados antes?”. Parcialmente. “No todos son inéditos” dice O’Brien en su blog. Solo un detalle).

Pero leyendo la columna de Marco es que entiendo la mayor utilidad de Wikileaks: filtrar información relevante protegiendo el anonimato de la fuente, del whistlerblower, del insider. Algo que en este caso muy particular no era necesario: Marco y Pablo rebotaron el hecho en sus propios blogs, dejando claro ser los autores del leakeo. Es decir, el trabajo de encriptación y seguridad que presta Wikileaks viene sobrando. Aquí no fue necesario proteger a la fuente, la fuente es ya conocida y mejor que sea así. Incluso O’Brien pide a sus colegas que ‘citen la fuente’, a él como autor del catálogo de los audios. Y va más allá llegando a hablar de plagio (?!). (Que se cite, con el crédito respectivo, por ejemplo el primer reportaje al respecto que hizo Marco, claro que sí). Entonces, más allá de ahorrarse el costo del consumo de ancho de banda por alojar los MP3s, no veo otra razón para usar Wikileaks, repito, en este caso muy particular.

Pienso en un hipotético escenario en el que un trabajador de mando medio de Business Track o un marino mal pagado, hubiesen tenido acceso a esta información antes que nadie, y hayan decidido filtrarlo, asqueados de los negociados que ahí se revelan. En ese caso sí hubiese sido útil algo como Wikileaks para proteger sus identidades. Pero no con este nuevo lote de audios.

En resumen, creo que este simplemente no era un caso para Wikileaks. Sirva este episodio para que los whistlerblowers del Perú conozcan esta wiki que los ayudará a filtrar eso que tienes entre manos. Recomiendo que lean el extenso Acerca De de Wikileaks, ahí entre otras cosas abordan el tema de la privacidad y la relevancia de la información filtrada.

Facebook para abuelitas

facebook ivy beanRicardo Vásquez Kunze, abogado y analista político (según leo en su página web) intenta, en su columna de hoy en Perú.21, una comparación que sencillamente no termino de entender.

Parte rememorando, casi con cierta nostalgia, la liberación sexual femenina de hace 60 años, con la intención de llegar, a manera de vaticinio o extrapolación jalada de los pelos, al tema del chuponeo y la pérdida de la privacidad propios de nuestros tiempos. El problema está en los ejemplos que trae a colación para fundamentar su predicción. Debo entender que el señor “ha visto y comprendido”, sino a profundidad, al menos con cierto nivel de riguriosidad, herramientas imprudentes como la webcam, el Facebook (y las fotos y videos impúdicos que ahí se publican), o los videos en Cholotube (¡guarda ahí!). Y por supuesto “los blogs”, así a secas, “los blogs”. Todos pa’ dentro. Blogs de literatura, de teatro, de física cuántica, todos son unos vouyeristas del mal, fanáticos del gossip, adictos al protagonismo. Esto último quizá explique porque el columnista prefiere una web old school a un impúdico blog.

Alguien simplificaría el análisis de Vásquez en ‘algo malo que con el tiempo se llega a considerar bueno’. Sus ejemplos me llaman la atención, más que por aquello de la “impudicia del Facebook y la imprudencia de la webcam”, que por la otra figura: Mujer que ya no llega virgen al matrimonio (“legión de partenaires“, “si es que se casa”), mujer que es madre soltera (“¿cuál es el problema?”). Antes: malo, muy malo. Ahora: aprobado por todos “menos las abuelitas”. Detecto un tufillo machista ahí. Lo otro, es el prejuicio de siempre, satanizando y generalizando cuando lo que se requiere es un verdadero análisis.

(La imagen corresponde a Ivy Bean, la mayor de las abuelitas en Facebook)

PD. Curiosamente por estos días Perú.21 viene anunciando en su edición impresa, su flamante entrada a las comunidades Facebook y Twitter. Cómo lo estan haciendo, ya es un tema para otro post.

De San Andrés a Paracas

Playa colorada

Viajé hace unos días a Pisco. En realidad estuve solo unas horas en “Pisco Pueblo”. Fue lamentable verla tan caótica y a medio (re)construir. Nada apacible o tranquila como solía ser a finales de los 90. Por lo menos esa fue la imagen que me llevé la noche que fui a cenar en un restaurant en la Plaza de Armas. El “Embassy” ya no está, aunque “El Candelabro” aun se mantiene en pie.

Sí encontré esa vida de pueblo acogedor y veraniego en San Andrés, en “Pisco Playa”. Para mi suerte encontré el Hospedaje Miramar, de la famila Bardales. Una casa sencilla y muy bien ubicada, a unos cuantos metros del mar. Precios cómodos, habitaciones con todo lo necesario, y un restaurant ideal para desayunar mirando a los niños pescadores divirtiéndose en el agua.

Desde ahí la Playa Chaco está muy cerca. A 2.5 soles, en taxi-colectivo. Desde la última vez que estuve ahí (hace varios años), ya se ha convertido en un balneario con mayor potencial turístico, más comodidades, y restaurantes. Hay ferias artesanales, sin ser un mercado desordenado lleno de gente, y sobretodo sin perder ese refrescante aire provinciano.

Desde el pequeño puerto del Chaco salen las embarcaciones rumbo a las Islas Ballestas, 30 soles, y estás mar adentro. Aves miles, varios lobos marinos y algunos pingüinos, aunque no muchos. Y solo si tienes suerte, algún delfín. No se dió esta vez.

Desde Chaco también se parte a la Reserva Nacional de Paracas, tour por tierra que incluye la visita al Mirador de la Catedral, o lo que queda de ella. Ahí se pueden ver las rajaduras dejadas por el terremoto del 2007. Luego de viajar por el inmenso desierto, y ver una playa de arena roja (¡!), llegamos para descansar en Lagunillas, una caleta con una pequeña playa, y varios restaurantes para almorzar casi sobre las peñas.

La travesía termina con la visita al Museo de Sitio “Julio C. Tello”. Solo está habilitado un ambiente con algunas maquetas y restos fósiles. El edificio principal del museo ha sufrido las consecuencias del terremoto, por lo que el grueso de la muestra ha sido llevado a Ica, por protección. Una lástima. Desde este punto se puede caminar unos 600 metros por los humedales de Paracas, hasta llegar a un lugar ideal para los aficionados al avistamiento de aves.

Yo creo que regreso muy pronto.

Un set de fotos:


Created with Admarket’s flickrSLiDR.

Un pequeño mapa con algunos puntos claves:


Ver mapa más grande

Twitter en Perú21.pe

Recién hace unos días agregué a Esther Vargas (@esthervargas), periodista de Perú.21, a mi lista de following en Twitter (a raíz de la salida de Álvarez Rodrich y toda la novela ya conocida, quería saber que opinaban ‘los que se quedaron’. También agregué a la directora interina Claudia Izaguirre @claudiaizaguirr, quien debe ser una de las pocas (ex) directoras de un diario en tener una cuenta de Twitter.)

A lo que iba, Esther tuiteó la semana pasada pidiendo a sus contactos que respondamos una sencilla pregunta: “¿Por qué uso Twitter? Estoy haciendo una nota para Perú.21. La respuesta en 140 caracteres”. Mi respuesta no le llegó a tiempo, sin embargo quedamos para hacer una video entrevista, la que finalmente han publicado hoy en la web de Perú.21, featuring Godoy, chekeen:

(Felizmente no incluyeron la parte donde muestro mi página de “direct messages”.)

Si los estudios sobre los usos de internet (como el realizado por Teléfonica, el cual espero comentar luego) son acertados, en el sentido que la convergencia se dará en el celular, entonces Twitter tendrá mayores chances de ser una herramienta de comunicación realmente masiva, sumándose la cultura de la imagen actual, alimentada con miles de fotos y videos grabados con ese mismo celular. Aunque para que aquello se dé, primero los costos deben estandarizarse, y esa ya es otra historia:

En agosto Twitter dejó de enviar las actualizaciones (tweets) gratuitas via SMS, para todos los usuarios fuera del Reino Unido. Si bien aún puedo mandar tweets con el celular (el costo de un SMS internacional creo que es de S/.0.25), yo prefiero usar la aplicación que ofrece Cellity.com. Ésta hace lo necesario para poder tuitear desde el celular, tiene varias limitaciones pero el costo es bajísimo si lo comparamos con el acceso via la versión mobile de Twitter. Como digo, el limitante por ahora sigue siendo el costo de conexión.

También lo comentan: