Fiori, la UNI y la Municipalidad de Lima

terminal fiori

Coincidentemente leía este post del Morsa mientras pensaba en comentar la gran noticia que encontré hoy en Perú21, por fin ampliarán los 3 ridículos carriles de la congestionada Panamericana Norte, a la altura del seudo terminal terrestre de Fiori:

Una parte del terminal terrestre de Fiori, en el distrito de San Martín de Porres, fue cerrada la madrugada de ayer por la Municipalidad de Lima. El motivo de la clausura es la ampliación de la Panamericana Norte.

La comuna metropolitana colocó, en el perímetro, bloques de cemento. El administrador de Fiori, Erick Hidalgo, se mostró a favor de la medida. “No hubo mayores problemas durante el operativo. El terminal de Fiori sigue funcionando. Las afectadas con la medida son otras dos instalaciones del terminal: Petrouni y Centrobús. Estas serán demolidas en los próximos meses”, manifestó Hidalgo.

El Morsa se detiene en la mencionada Petrouni, una empresa de la Universidad de Ingeniería (UNI) (No tenía idea que una universidad pública podía adquirir o formar empresas comerciales, con el fin de obtener mayores recursos, pero ahí está la ley que se los permite, bien por eso):

Primero lo de San Marcos y luego la UNI. La Municipalidad de Lima no respeta a las dos universidades públicas más importantes de la capital […] Así, claro, a recortarles el terreno, qué se han creído ellos, si esto es por el bien de la ciudad. Nada de ir pensando cómo se articula dicho espacio social y cultural con el resto de la urbe, cómo funciona todo. Para la Municipalidad (y en general para el país) la Universidad Pública no es funcional, sino es más bien una suerte de buffer zone, donde los que no pueden acceder al sistema privado puedan acceder a algún título.

Pienso que no se puede comparar esta medida de la municipalidad frente a una empresa comercial pésimamente ubicada en una zona que necesita adaptarse a la nueva ciudad, con el atropello sufrido por la Universidad San Marcos de parte de la municipalidad de Luis Castañeda. En este caso no se trata de un “espacio social y cultural”, es más, el terreno donde se ubica el campus de la UNI (ver el mapa) no está ni siquiera en una ubicación aledaña al Terminal Terreste Petrouni. Al campus universitario se accede por la avenida Túpac Amarú en Independencia, al terminal Petrouni por la Av. Alfredo Mendiola.

Un asesor de la Municipalidad de Lima ha dicho:

Tanto Fiori como el Centro Bancario han cedido terreno porque entienden que la obra a ejecutarse es de interés nacional. Por eso no entiendo la actitud de Petrouni, que, al ser una empresa pública, se niegue a apoyar una obra pública.

Es así, hay ocasiones en las que ceder es la mejor opción, por el bien de los demás, de las personas, los ciudadanos, sus clientes en este caso. Solo espero que Petrouni no trunque está esperadísima mejora de la Panamericana Norte, y olvidarme por fin del odioso tráfico en Fiori.