Comelcial Lacista

Es divertidísimo, lo veo siempre en los Cineplanet (de propiedad del grupo Interbank). Es el comercial del chinito en Lima que no encuentra banco durante el día, hasta que descubre los Interbank que abren hasta las 9 de la noche. El chinito es un vampiro que despierta de noche y duerme de día, viviendo un jetlag eterno, tiene un marcado dejo oriental, su idioma parece utilizar letras de nuestro alfabeto escritas al revés, y acorde a sus costumbres come kilos y kilos de arroz, sólo arroz y por ahí un apio. Como digo, es graciosísimo:

Hipócritas del racismo

portal alvaro racismo

Álvaro Portales acusa recibo hoy de los comentarios hechos a El Otorongo de la semana pasada, por las poco felices y, peor aun para un caricaturista, poco originales viñetas dedicadas a “el negro” Obama. Creo que se pica mal, deja las sutilezas de lado y generaliza (práctica usual en nuestro querido país) metiendo en el mismo saco a quiénes les criticamos su patinada, junto con “todo el mundo” que se ríe de los chistes racistas de la TV peruana. Este asunto tiene tantos matices como colores los afiches de Benetton.

La gente de El Otorongo también hizo lo propio la semana pasada, afirmando que no son “racistas ni ligeros. Sí provocadores”, recordando además la criticada portada de la prestigiosa The New Yorker.

Como sea, es saludable que el tema se toque sin temores y desde todos los puntos de vista. El Otorongo de hoy, por aquí.

Obama visto por esa provincia llamada Perú

el otorongo zambo

Curiosa la edición de hoy de Perú.21, curiosa digo, por decir lo menos. Por un lado leo la columna de Álvarez Rodrich, que a propósito de una loable iniciativa inclusiva, dice: “Desde su fundación, hace más de seis años, Perú.21 ha buscado distinguirse como un medio que contribuya a la promoción de una sociedad con igualdad de oportunidades para todos sus miembros. Esto implica tolerancia y respeto de cualquier diferencia, como las de sexo, religión, raza o ideología”. Y salto a la página central, razón de ser de los viernes: El Otorongo. Como era de esperarse, todo el mundo se agarra de Obama, y su “negritud” para hacernos reír, ¿no?

Veo un otorongo color chocolate y bembón, harto peinado afros, leo cosas como “Obama Mama” (recordando al non plus ultra del racismo cómico de la televisión peruana), “Oye zambito…” (¿ubícate?), “cruce de King Kong con San Martín”, y demas genialidades. Solo Andrés Edery le saca la vuelta al lugar común de las parodias al nuevo presidente negro, mientras que Heduardo presenta a Alan mismo Robert Downey Jr. en Tropic Thunder (tiene mucha clase el tio Hedu, no hay nada que hacer).

En fin, a veces da roche ser peruano.

The Ch Word

Beatriz Boza tiene problemas para decir la Ch word, en su columna de hoy en El Comercio, “¡Malditos de Larcomar!”:

[Los chistes] con frecuencia causan risa pero dejan una sensación de desazón como cuando se sostiene que “un blanco subiendo un cerro es un deportista practicando andinismo mientras que un andino subiendo un cerro está yendo a su casa”.

Sra. Boza, se dice “cholo”, sino el chiste ya no tiene gracia. Firme.

Actualízote: Copio y pego comentario de Chuto de Choledad Privada y mi respuesta, en el post de ocram:

chuto dijo el June 22, 2008 a las 1:30 pm

Qué maravilla surrealista esto de las etiquetas, no? Sobre todo cuando estamos tan pero tan conscientes de la choledad y sus delgadas e invisibles líneas divisorias que al toque leer “personas andinas” ya nos causa gracia, venga de quien venga, cuando el objetivo de la autora era seguramente ser políticamente correcta. Como cuando los gringos no permiten que se diga NEGRO a los negros (por la carga despectiva y los años de racismo que trae a colación). Es bien loco que las etiquetas nos coaccionen así.

Lo genial de este asunto es que cada vez más seamos lo que podamos ver con humor los intentos innecesarios de nuestros líderes por cholear en silencio para no decir en voz alta lo que todos los peruanos de a pie entendemos de sobra. Choledades que deben cambiar.

Aplausos para el post de Laslo.

PD. Por favor, cholegas, basta con lo de CHOLO PROVIENE DE… díganme, nos lleva a algo discutir eso?

Yo dije el June 22, 2008 a las 3:19 pm

mierd! chuto me aplaude, i’m not worthy!! me gane el oscar de la choledad…

otrosí: Apropo de lo que dices: “Como cuando los gringos no permiten que se diga NEGRO a los negros…”– antologico el momento visto ayer en El Especial del Humor, con presencia del pesadazo de Julio Cesar Uribe, frente a frente con el inexplicablemente hilarante Jeta Jeta Uribe.

En un momento JB se sale de personaje y le dice a Alvarez, “¿y si se asa?”, en referencia a JCU, cuando se preparaban a burlarse en su cara con el sketch de “la tabla del uno”. “¿Y si se asa?”. Esa frase sola de metacomedia pagó todo la previa, con el aburridisimo cherry del “hijo cantante”, y las pastillas para el alma del Belmont zambo.

Por supuesto JB no se burló de JCU, como siempre lo hace, explotando al extremo el estereotipo del negro vruto. es mas, llego a disculparse!! y “pedir perdon si lo hemos ofendido”. Me sonó medio cobarde esa disculpa. Lamentable intento de ser politicamente correcto, de “quedar bien”.