Archivo de la etiqueta: Islas Ballestas

De San Andrés a Paracas

Playa colorada

Viajé hace unos días a Pisco. En realidad estuve solo unas horas en “Pisco Pueblo”. Fue lamentable verla tan caótica y a medio (re)construir. Nada apacible o tranquila como solía ser a finales de los 90. Por lo menos esa fue la imagen que me llevé la noche que fui a cenar en un restaurant en la Plaza de Armas. El “Embassy” ya no está, aunque “El Candelabro” aun se mantiene en pie.

Sí encontré esa vida de pueblo acogedor y veraniego en San Andrés, en “Pisco Playa”. Para mi suerte encontré el Hospedaje Miramar, de la famila Bardales. Una casa sencilla y muy bien ubicada, a unos cuantos metros del mar. Precios cómodos, habitaciones con todo lo necesario, y un restaurant ideal para desayunar mirando a los niños pescadores divirtiéndose en el agua.

Desde ahí la Playa Chaco está muy cerca. A 2.5 soles, en taxi-colectivo. Desde la última vez que estuve ahí (hace varios años), ya se ha convertido en un balneario con mayor potencial turístico, más comodidades, y restaurantes. Hay ferias artesanales, sin ser un mercado desordenado lleno de gente, y sobretodo sin perder ese refrescante aire provinciano.

Desde el pequeño puerto del Chaco salen las embarcaciones rumbo a las Islas Ballestas, 30 soles, y estás mar adentro. Aves miles, varios lobos marinos y algunos pingüinos, aunque no muchos. Y solo si tienes suerte, algún delfín. No se dió esta vez.

Desde Chaco también se parte a la Reserva Nacional de Paracas, tour por tierra que incluye la visita al Mirador de la Catedral, o lo que queda de ella. Ahí se pueden ver las rajaduras dejadas por el terremoto del 2007. Luego de viajar por el inmenso desierto, y ver una playa de arena roja (¡!), llegamos para descansar en Lagunillas, una caleta con una pequeña playa, y varios restaurantes para almorzar casi sobre las peñas.

La travesía termina con la visita al Museo de Sitio “Julio C. Tello”. Solo está habilitado un ambiente con algunas maquetas y restos fósiles. El edificio principal del museo ha sufrido las consecuencias del terremoto, por lo que el grueso de la muestra ha sido llevado a Ica, por protección. Una lástima. Desde este punto se puede caminar unos 600 metros por los humedales de Paracas, hasta llegar a un lugar ideal para los aficionados al avistamiento de aves.

Yo creo que regreso muy pronto.

Un set de fotos:


Created with Admarket’s flickrSLiDR.

Un pequeño mapa con algunos puntos claves:


Ver mapa más grande