Archivo de la etiqueta: Business Track

Wikileaks, anonimato y autoría

Deep ThroatEn su columna dominguera, Marco explica cómo fue el proceso de publicación de los 86 bisnes-audios (petro y más) en Wikileaks. No sabía que el filtro en Wikileaks era así de estricto, bien por eso. Sin embargo no me queda claro porqué se uso finalmente esa página web para publicar los MP3s del chuponeo:

Preguntaron qué tipo de documentación era (audios y transcripciones), si habían sido publicados antes (no), por qué no publicarlo en otro lado (algunos periodistas habían sido despedidos por publicar material similar), quiénes estaban involucrados (políticos y autoridades), cuál era el interés público (corrupción) y cuál era la audiencia (un país de Sudamérica).

Ok, quizá publicándolos directamente en su blog, Marco hubiese puesto en problemas a la gente de la RCP (quienes lo alojan en sus servidores). Pablo O’Brien ya no tiene de dónde ser despedido, eso le tocó hace unos meses en El Comercio. (Otrosí: dice “¿Habían sido publicados antes?”. Parcialmente. “No todos son inéditos” dice O’Brien en su blog. Solo un detalle).

Pero leyendo la columna de Marco es que entiendo la mayor utilidad de Wikileaks: filtrar información relevante protegiendo el anonimato de la fuente, del whistlerblower, del insider. Algo que en este caso muy particular no era necesario: Marco y Pablo rebotaron el hecho en sus propios blogs, dejando claro ser los autores del leakeo. Es decir, el trabajo de encriptación y seguridad que presta Wikileaks viene sobrando. Aquí no fue necesario proteger a la fuente, la fuente es ya conocida y mejor que sea así. Incluso O’Brien pide a sus colegas que ‘citen la fuente’, a él como autor del catálogo de los audios. Y va más allá llegando a hablar de plagio (?!). (Que se cite, con el crédito respectivo, por ejemplo el primer reportaje al respecto que hizo Marco, claro que sí). Entonces, más allá de ahorrarse el costo del consumo de ancho de banda por alojar los MP3s, no veo otra razón para usar Wikileaks, repito, en este caso muy particular.

Pienso en un hipotético escenario en el que un trabajador de mando medio de Business Track o un marino mal pagado, hubiesen tenido acceso a esta información antes que nadie, y hayan decidido filtrarlo, asqueados de los negociados que ahí se revelan. En ese caso sí hubiese sido útil algo como Wikileaks para proteger sus identidades. Pero no con este nuevo lote de audios.

En resumen, creo que este simplemente no era un caso para Wikileaks. Sirva este episodio para que los whistlerblowers del Perú conozcan esta wiki que los ayudará a filtrar eso que tienes entre manos. Recomiendo que lean el extenso Acerca De de Wikileaks, ahí entre otras cosas abordan el tema de la privacidad y la relevancia de la información filtrada.